La misma que se vincula a la respuesta a la medicación estimulante

 

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud en Bethesda (Estados Unidos) han descubierto un vínculo entre el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y el gen Latrophilina 3 (LPHN3). Los resultados del trabajo se publican en la edición digital de la revista 'Molecular Psychiatry'.


Gen_TDAH

Según los investigadores, la misma variante del gen LPHN3 está también asociada con la respuesta a la medicación estimulante, lo que podría ayudar a identificar a aquellas personas que responderían de forma positiva a esta terapia y al futuro desarrollo de tratamientos farmacológicos más eficaces para el TDAH.

Los científicos, dirigidos por Maximilian Muenke y Mauricio Arcos-Burgos, realizaron un estudio de vinculación amplia de genoma de 18 familias afectadas por el TDAH en una población aislada de Colombia con el objetivo de estudiar las causas genéticas del trastorno.

Los resultados mostraron una asociación entre el TDAH y una región genómica en LPHN3. Los investigadores replicaron entonces estos resultados en muestras de cinco poblaciones de otras áreas del mundo, incluyendo Alemania, Noruega, España y otras dos de Estados Unidos.

Los estudios de imágenes cerebrales confirmaron más tarde esta conexión, mostrando que las variantes de LPHN3 se expresaban en regiones cerebrales asociadas a la atención y la actividad y que están asociadas con la respuesta a la medicación estimulante.

El vínculo entre TDAH y LPHN3 sugiere nuevos mecanismos moleculares asociados a TDAH, que podrían ayudar al desarrollo de tratamientos farmacológicos que se dirijan a nuevos genes y mecanismos neurales.

La conexión entre LPHN3 y la respuesta a la medicación estimulante podría ayudar a identificar a aquellas personas susceptibles al TDAH y a aquellos más propensos a responder de forma positiva a la medicación estimulante como tratamiento.

 

Noticia aparecida el 16 de febrero de 2010 en europaress.es

 

Podéis visualizar el artículo original en: Molecular Psychiatry

 

 

© 2021 ADAHIgi Katalina Eleizegi 40-bajo 20009 Donostia