Se trata de una variante del gen del receptor de la dopamina, el DRD4, que podría estar asociada al Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (DAH)


Madrid, 9 de agosto (E.P.)


Una variante del gen del receptor de la dopamina, el DRD4, podría estar asociada con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad y con la existencia de tejidos más finos en las áreas del cerebro encargadas de la atención, aunque también parece estar asociado con una mejor progresión entre los pacientes del trastorno, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental en Bethesda (Estados Unidos). Las conclusiones de la investigación se publican en la revista Archives of General Psychiatry.

 

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (DAH) se encuentra entre los trastornos neuropsiquiátricos más heredados. Varios genes han sido identificados por su posible asociación con el trastorno. Uno de los que aparecen más en la literatura científica es un polimorfismo o tipo diferente del gen del receptor D4 de la dopamina (DRD4) conocido como la forma repetida 7.

Los investigadores, liderados por Philip Shaw, compararon 105 niños con DAH de una edad media de 10 años con 103 niños control sanos, utilizando imágenes de resonancia magnética y pruebas de ADN. El 64 por ciento de los niños con DAH también pasaron por una evaluación clínica de seguimiento unos seis años después.

Entre los participantes, aquellos con y sin DAH que portaban la forma repetida 7 del DRD4 mostraban tejido más fino en áreas del cerebro que controlan la atención (la corteza parietal posterior y la prefrontal inferior y orbitofrontal derecha). Regiones similares también eran más delgadas en los pacientes de DAH en comparación con aquellos no afectados por el trastorno.

Según los investigadores, los principales efectos del genotipo y el diagnóstico muestran que existía un incremento gradual en el grosor cortical de estas regiones, así, los individuos DAH con el alelo de repetición 7 del DRD4 tenían la corteza más fina, seguidos por los que padecían el trastorno y carecían del alelo, los individuos sanos portadores del alelo y por último los sanos sin el alelo.

Los análisis de los niños que participaron en el estudio de seguimiento revelaron que las diferencias entre la anatomía cerebral de aquellos con y sin el alelo de la repetición 7 del DRD4 eran más pronunciadas en el desarrollo inicial y desaparecían en los últimos años de la adolescencia.

Según los investigadores, los individuos con DAH que portaban el alelo de la repetición 7 de DRD4 tenían un progreso clínico mejor y volvían a ganar grosor en su corteza parietal derecha, un signo antes vinculado a mejores resultados y que resulta paralelo a la historia natural del DAH de mejoría con la edad.

Noticia publicada en el AZprensa.com 08/08/2007.

Artículo.

 

© 2021 ADAHIgi Katalina Eleizegi 40-bajo 20009 Donostia